Todo está en el equilibrio2017-04-20T10:35:22+00:00

Project Description

Connections logo

Todo está en el equilibrio…

¿Qué tan importante es tener un equilibrio hormonal adecuado? ¿Las hormonas que nos mantienen sanas y felices pueden ser las mismas que causan

Cada aspecto de nuestro estilo de vida puede afectar al equilibrio hormonal y, de manera igualmente importante, el equilibrio hormonal puede influir profundamente en cada aspecto de nuestra vida.

alteraciones emocionales y físicas? Nuestras hormonas son el sistema con el equilibrio más delicado en el cuerpo. Las mujeres con un equilibrio hormonal adecuado suelen disfrutar vidas largas, saludables y productivas. Sin embargo, el desequilibrio hormonal a largo plazo puede hacer que la vida sea bastante penosa para las mujeres y sus seres queridos. El desequilibrio hormonal puede contribuir a problemas comunes como el síndrome premenstrual (PMS, por su sigla en inglés), dificultades en el período previo a la menopausia, infertilidad, abortos, osteoporosis, cáncer de mama, enfermedad cardíaca, fibromas, endometriosis, dificultades durante la menstruación, trastornos en el estado de ánimo y quistes en los ovarios.

Los tratamientos hormonales de todo tipo se están volviendo cada vez más populares. Las mujeres están participando proactivamente para encontrar un equilibrio hormonal adecuado. Muchas mujeres consideran que si pueden mantener las cosas equilibradas pueden prevenir que se presenten afecciones médicas adversas de manera inadvertida al paso de los años y que causen problemas con consecuencias más peligrosas. Actualmente las mujeres están menos dispuestas a ser víctimas de la suerte, especialmente en lo que se refiere a la falta de salud.

Las fluctuaciones hormonales pueden hacer que un cuerpo fuerte se vuelva débil, impredecible y poco fiable. Sin embargo, los problemas hormonales no se deben ver como una parte intrínseca de ser mujer o algo que sólo debemos aceptar. Los problemas hormonales que ocurren en diferentes etapas de la vida no se tienen que aceptar como “normales”. No obstante, definitivamente parece que las mujeres tienen más dificultades hormonales que nunca antes. Independientemente de que se trate del PMS entre los 20 y los 30 años, los problemas menopáusicos a los 50 u osteoporosis entre los 70 y los 80, las mujeres no tenemos que aceptar estos problemas de salud como una parte normal del proceso de envejecimiento.

Las mujeres, por naturaleza, están hechas para ser fuertes y sobreponerse a los problemas. Estos atributos son componentes necesarios para permitirles tener y criar hijos. Los cuerpos de las mujeres se crearon para estar sanos y tener armonía y equilibrio. La fuerza, la energía, la productividad y la salud radiante son cosas que se deben disfrutar en todas las etapas de la vida de una mujer, desde la niñez hasta la maternidad y la vejez.

Es posible lograr una buena salud si tomamos las decisiones correctas. Si no se cubren completamente las necesidades de nuestros cuerpos con lo que comemos, la cantidad de ejercicio que hacemos y la reducción del estrés en nuestra vida, podemos tener dificultades de salud. La dieta, la alimentación, el ejercicio y la reducción del estrés son algunos cambios básicos que las mujeres deben hacer en sus vidas para restablecer el equilibrio hormonal. Algunas mujeres pueden necesitar suplementos hormonales a fin de hacer que sus cuerpos vuelvan al equilibrio. El proceso de restablecimiento de la sincronización natural del cuerpo comienza con el conocimiento básico de nuestras hormonas. Las hormonas tienen un gran impacto en nuestra vida que no debemos ignorar. Cada aspecto de nuestro estilo de vida puede afectar al equilibrio hormonal y, de manera igualmente importante, el equilibrio hormonal puede influir profundamente en cada aspecto de nuestra vida.

En este artículo analizamos la función que desempeñan las diversas hormonas que tenemos en el cuerpo y lo que ocurre cuando se altera el equilibrio. Al final del artículo analizamos los argumentos a favor y en contra de las hormonas bioidénticas (las que son idénticas a las hormonas producidas por el cuerpo humano) y las que no lo son.

La función de las hormonas

Las hormonas coordinan la actividad bioquímica continua que ocurre en todas las células del cuerpo y del cerebro. Estas son sustancias químicas que hacen que las cosas ocurran todos los días en los sistemas del cuerpo. Como los mensajeros químicos del cuerpo, ordenan nuestros procesos metabólicos mediante la estimulación de cambios en las células del cuerpo. Conforme los niveles hormonales fluctúan durante la vida, usted puede observar cambios en el estado de ánimo, en la composición del cuerpo y en la sensibilidad en general, además de que la capacidad que tiene para realizar diversos tipos de actividad es diferente.

Hay muchos tipos diferentes de hormonas en el cuerpo.

Las hormonas, que tienen su origen en varias glándulas de todo el cuerpo, se encuentran en la sangre, donde circulan para cubrir continuamente los tejidos. Los receptores dentro de las células son sensibles a hormonas particulares que hacen que reaccionen. Entre más hormonas haya en la célula o mayor sea la sensibilidad de los receptores, más intensa será la reacción.

Estrógenos

Los estrógenos son algunas de las hormonas más poderosas del cuerpo humano. Casi todos los tejidos tienen receptores que hacen que respondan a los estrógenos. Los estrógenos ayudan a que las vías urinarias, las mamas, la piel, los vasos sanguíneos y el útero permanezcan firmes y flexibles.

Los niveles de estrógeno comienzan a aumentar en las niñas antes de la menarquia, algunas veces incluso a los 8 años. El hipotálamo le indica a la hipófisis que libere hormonas, que después le indica a los ovarios que produzcan más estrógeno. Los niveles de estrógeno siguen aumentando en las niñas hasta que empiezan a menstruar, por lo general a los 11 o 12 años. También comienza el crecimiento de las mamas y la aparición de vello público o vello en las axilas.

En los primeros años de la tercera década, la mayoría de las mujeres empiezan a experimentar una disminución de los niveles de estrógeno y progesterona. Con esta disminución, también se reduce la fertilidad.

En los primeros años de la cuarta década, en la mayoría de las mujeres comienza el climaterio, que es un período de disminución más rápida de los niveles hormonales que termina en la menopausia. Los síntomas durante este período se vuelven bastante obvios. La piel se vuelve más seca, el cabello más quebradizo, el vello púbico y el de las axilas más escaso, hay una disminución de la libido y puede tener cambios en el estado de ánimo. La tabla de arriba identifica los síntomas comunes de la menopausia causados por una deficiencia de estrógenos, progesterona y testosterona.

Progesterona

Los ovarios de las mujeres que menstrúan producen el estrógeno y la progesterona. El cuerpo lúteo produce la progesterona justo antes de la ovulación. La progesterona es una hormona precursora que el cuerpo puede convertir en otras hormonas esteroides; prepara la membrana que recubre el útero para el óvulo fertilizado y es necesaria para la supervivencia y el desarrollo del embrión. La progesterona se produce en la placenta, que mantiene el embarazo, y se secreta a un nivel de 300 a 400 mg por día durante el tercer trimestre. Las glándulas suprarrenales producen progesterona en menores cantidades y es un componente importante de la biosíntesis de las hormonas corticosuprarrenales.

Antes de la ovulación, los niveles de progesterona son de alrededor de 2 a 3 mg por día. En la ovulación y el desarrollo del cuerpo lúteo, la producción de progesterona aumenta rápidamente a un promedio de 22 mg por día, con picos de producción de incluso 30 mg por día, alrededor de una semana después de la ovulación. Si la fertilización no ocurre después de 10 a 12 días, entonces la producción de progesterona disminuye de manera radical, lo que activa la eliminación de la membrana que recubre el útero y tiene como resultado la menstruación.

Lo ideal en el ciclo menstrual de las mujeres es que los niveles de estrógeno y progesterona aumenten a partir de la ovulación hasta justo antes de la menstruación. Si los niveles de progesterona no son adecuados, entonces sólo el estrógeno aumenta durante este tiempo, lo que causa muchos síntomas como disminución de los niveles de azúcar en sangre, retención de sales y de líquidos, formación de coágulos de sangre, formación de fibromas y tumores, aumento de los niveles de colesterol y triglicéridos, reacciones alérgicas, disminución de los niveles de oxígeno en las células y retención de cobre y disminución de zinc. Los niveles bajos de progesterona también causan interferencia con el funcionamiento de la hormona tiroidea, lo que puede provocar aumento de peso y sensación de agotamiento.

Las funciones de la progesterona son las siguientes:

  • Actuar como precursora de otras  hormonas  sexuales (es decir, estrógenos y testosterona).
  • Mantener el endometrio secretor.
  • Proteger contra los fibroquistes en los senos.
  • Actuar como diurético natural.
  • Ayudar a usar las grasas para generar energía.
  • Actuar como un antidepresivo natural.
  • Ayudar a la acción de la hormona tiroidea.
  • Normalizar la formación de coágulos de sangre.
  • Restaurar la libido.
  • Ayudar a normalizar los niveles de azúcar en  sangre.
  • Normalizar los niveles de zinc y cobre.
  • Restaurar los niveles adecuados de oxígeno en las células.
  • Proteger contra el cáncer de endometrio.
  • Proteger contra el cáncer de mama.
  • Estimular la formación de huesos mediada por osteoblastos.
  • Procurar la supervivencia del embrión y del feto durante la gestación.
  • Promover la síntesis de la cortisona como precursor en la corteza suprarrenal.

Testosterona

Aunque la mayoría de las mujeres piensan que la testosterona es una hormona masculina, puede asombrarle saber que también se trata de una hormona femenina. Las mujeres con ovarios funcionales producen, en promedio, tres décimos de miligramo de testosterona por día (los varones producen 20 veces más). Una de las funciones de la testosterona en las mujeres durante el embarazo es el desarrollo del embrión. La testosterona les indica a las células del embrión genéticamente masculino que se desarrollen como un varón.

La testosterona también desempeña una función importante en la fisiología normal de una mujer. Las mujeres producen una pequeña cantidad de testosterona, lo que es fundamental para el funcionamiento saludable de la mayoría de los tejidos en el cuerpo. Es responsable de una sensación de bienestar, de la libido y de la energía vital. La testosterona en las mujeres jóvenes estimula el crecimiento del vello púbico y el de la axila. También estimula la producción de más aceite en la piel, lo que contribuye al acné durante la adolescencia, pero también le da brillo al cabello y una luminosidad saludable a la piel. Hay receptores de testosterona en los pezones de las mamas desarrolladas y en el clítoris y la vagina. Estos receptores hacen que estas zonas sean sensibles a la estimulación sexual.

Otras funciones de la testosterona son mantener el a las células del cuerpo funcionando con eficiencia, contribuir a tener huesos y músculos sanos y hacer un mejor uso de los nutrientes para el crecimiento y el mantenimiento.

Las mujeres posmenopáusicas experimentan, de manera común, una disminución de la cantidad de testosterona en el cuerpo, lo que provoca síntomas de disminución de la sensación de bienestar, pérdida de la energía vital y disminución de la libido.

La misma proteína en la sangre, conocida como globulina fijadora de hormonas sexuales (SHBG, por su sigla en inglés), transporta la testosterona y el estrógeno. Entre el 97 y el 99 por ciento de la testosterona se une a esta proteína, así que queda muy poca para producir algún efecto en los tejidos del cuerpo. El estrógeno estimula la producción de más SHBG, que fija más testosterona, lo que hace que haya menos disponible para trabajar en las células. Cuando las mujeres reciben estrógeno suplementario en la menopausia, de hecho unen un poco más de la testosterona que queda. Esto puede causar síntomas de deficiencia de testosterona. Algunas veces las mujeres temen a los suplementos de testosterona porque han escuchado que si los usan tendrán un crecimiento importante del vello facial y corporal. Estos efectos secundarios no deseados sólo pueden ocurrir con niveles de dosis excesivos y se pueden revertir al interrumpir los suplementos de testosterona.

Tiroides

Los problemas de tiroides son un problema de salud en las mujeres muy común y con frecuencia mal diagnosticado. En las pruebas tiroideas, cuando se mide la hormona de estimulación tiroidea (TSH, por su sigla en inglés), se ha encontrado que no sólo no se mide de manera precisa la función tiroidea sino que además se pasan por alto muchos casos de insuficiencia del sistema tiroideo. Las personas con insuficiencia del sistema tiroideo parecen presentar resistencia de los tejidos a nivel celular a la hormona tiroidea en la sangre. Aunque en el torrente sanguíneo haya cantidades normales de la hormona tiroidea, las células individuales no reciben cantidades suficientes para tener un desempeño óptimo.

En investigaciones recientes también se han descubierto diferentes tipos de receptores tiroideos. Un tipo de receptor regula la estimulación de la hipófisis para la producción tiroidea y hay un tipo diferente en otras zonas del cuerpo. Se cree que los receptores de la hipófisis pueden no saber que estas otras zonas de receptores tiene niveles bajos de hormona tiroidea y, por ello, no indican un aumento.

Las personas con insuficiencia del sistema tiroideo con frecuencia tienen un metabolismo lento, lo que produce una temperatura corporal baja. La prueba de la temperatura basal de Barnes es una manera muy sencilla, eficaz y económica de determinar si podría tener hipotiroidismo. Para las mujeres que menstrúan del día 2 al 12 de su ciclo, la temperatura basal debería ser normalmente de entre 36.5 °C (97.8 °F) y 36.7 °C (98.2 °F) cuando se toma debajo de la axila. Algunos médicos recomiendan comenzar el tratamiento para la tiroides si la temperatura es menor a 36.3 °C (97.4 °F).

Algunos especialistas creen que la mayoría de mujeres con síndrome premenstrual (PMS) presentan anormalidades tiroideas, como lo indica la respuesta de la TSH. La insuficiencia del sistema tiroideo se ha relacionado con el PMS debido a su efecto en el funcionamiento del sistema inmunitario y su relación con las infecciones causadas por Candida albicans.

La función tiroidea deficiente puede afectar a la aparición de la menstruación en la pubertad, adelantándola o retrasándola. La hormona tiroidea ha sido eficaz para beneficiar a mujeres que tienen flujo excesivo, flujo escaso, cólicos dolorosos, ciclos irregulares y algunos casos de infertilidad y aborto espontáneo.

Otros síntomas de función tiroidea deficiente son dolores de cabeza frecuentes, infecciones respiratorias frecuentes, fatiga, depresión, debilidad, piel seca, letargo, lentitud al hablar, disminución del sudor, sensación de frío, piel fría, lengua gruesa, cabello y vello ásperos, deterioro de la memoria, estreñimiento, edema en los párpados, piel pálida y agrandamiento del corazón.

DHEA

La dehidroepiandrosterona (DHEA) es la hormona esteroidea natural más abundante secretada por las glándulas suprarrenales. Se le ha llamado “la madre de las hormonas” porque supervisa, apoya y regula el funcionamiento de otros esteroides en la actividad del sistema inmunitario. El cuerpo usa la DHEA para producir hormonas sexuales: testosterona, estrógeno, progesterona y corticosterona. La función de la DHEA parece ser muy importante para mantener el equilibrio metabólico de los jóvenes (anabolismo), en contaste con el metabolismo de “desgaste” de las personas mayores (catabolismo). Los niveles de DHEA son altos en el feto en desarrollo y siguen aumentando hasta aproximadamente los 25 años. En este momento, la producción de DHEA disminuye rápidamente. Una mujer de 50 años tiene menos de un tercio de la DHEA que tenía a los 19.

Hormona del crecimiento humano

La hormona del crecimiento humano (hGH) es otra hormona presente en grandes cantidades en el cuerpo cuando somos jóvenes; alcanza el nivel máximo a la mitad de los 20 años, pero tiende a desparecer conforme envejecemos. La función principal de la hGH en la juventud es ayudar a los huesos a alargarse y expandirse para ayudarnos a ser más altos, tener huesos más fuertes y extremidades largas. También favorece el crecimiento, pues ayuda a transportar aminoácidos entre las células e induce a las células a aceptarlos y sintetizarlos. Además, ayuda al cuerpo a usar la proteína que ingerimos para la reparación y la regeneración celulares. Sin hGH, los tejidos de los músculos y los órganos comenzarían a degradarse. La hormona del crecimiento humano, o somatotropina, es una proteína simple compuesta de una sola cadena de 191 aminoácidos. La hipófisis libera esta hormona desde la niñez hasta la vejez. Se mueve del torrente sanguíneo al hígado, en donde se convierte en somatomedina-C (también conocida como factores de crecimiento), que son moléculas mensajeras que llevan el mensaje de crecimiento de la hGH a otras partes del cuerpo. Se dice que los suplementos de hormona del crecimiento humano ayudan a las personas mayores a perder 20 años de su reloj biológico, en particular en la zona de los huesos y los músculos

Suplementos hormonales

Progesterona bioidéntica El tratamiento con progesterona se ha usado en Gran Bretaña desde la década de 1950 y en los Estados Unidos desde finales de la década de 1970. La progesterona que se usa se prepara a partir de extractos de ñame silvestre o de soya y es el duplicado exacto de la progesterona que se produce de manera natural en el cuerpo. La progesterona suprime directamente la LH circulante. Se combina con los sitios receptores de progesterona y provoca efectos biológicos sin efectos secundarios indeseables. Una mujer que usa progesterona siente que sus síntomas mejoran de manera natural. En el tratamiento del PMS, la progesterona se administra durante el período que aparecen los síntomas, desde la ovulación hasta que los síntomas se detienen durante la menstruación. Se usa un protocolo similar para los síntomas previos a la menopausia. Los posibles efectos secundarios del uso de progesterona incluyen sensación de euforia y posiblemente una alteración del período del ciclo menstrual.

Las progestinas sintéticas son un sustituto malo de la progesterona bioidéntica. Las progestinas sintéticas no sólo son menos eficaces que la progesterona natural, sino que también pueden causar efectos secundarios. No llevan a cabo la gama completa de actividades biológicas de la progesterona natural y, de hecho, han demostrado que inhiben la biosíntesis de la progesterona. Las progestinas sintéticas pueden causar flujo menstrual anormal, interrupción del flujo, náuseas,depresión, fluctuaciones en el peso, retención de líquidos, insomnio, reacciones alérgicas, ictericia y fiebre.

Se puede recetar estrógeno junto con progesterona. Cuando el profesional de atención médica receta suplementos de estrógeno, el uso simultáneo de progesterona puede reducir los efectos secundarios. El estrógeno, sin la oposición de los suplementos de progesterona, “disminuye la libido, aumenta la probabilidad de fibroquistes en los senos, fibromas uterinos, cáncer uterino (endometrio) y cáncer de mama. La progesterona contrarresta todos estos efectos indeseables del estrógeno. Restablecer los niveles adecuados de progesterona es lo que se conoce como restablecimiento del equilibrio hormonal”, según el Dr. John R. Lee en su libro Natural Progesterone: The Multiple Roles of a Remarkable Hormone.

Estrógenos conjugados

Los estrógenos conjugados, como Premarin®, son la forma de terapia de reemplazo de estrógenos (estrogen replacement therapy, ERT) recetada por los proveedores de atención médica que se usa más comúnmente. Los investigadores no están seguros sobre si el estrógeno conjugado aumenta el riesgo de cáncer. Se puede advertir a las mujeres con antecedentes familiares de cáncer que no usen la terapia de estrógenos estándar. Otros efectos secundarios del estrógeno incluyen sangrado vaginal, presión arterial alta, náuseas, vómitos, dolores de cabeza, retención de líquidos y problemas de tolerancia a la glucosa.

Tri-estrógenos

Los tri-estrógenos, o Tri-est, son una fórmula combinada triple de estrógenos bioidénticos que trata de reducir al mínimo los riesgos del estrógeno y aumenta sus beneficios. Tri-est utiliza los beneficios de tres estrógenos bioidénticos (estrona [E1], estradiol [E2] y estriol [E3]) de manera segura y eficaz. Los estrógenos triples se pueden administrar de manera cíclica, además de progesterona al final del ciclo, o todos los días en combinación con la progesterona para los médicos que recomiendan la administración de dosis diaria.

Testosterona natural en comparación con la sintética

El manual de Remington de práctica farmacéutica estándar indica que la “testosterona no es eficaz por vía oral porque el hígado la destruye en el momento de la absorción”. Sin embargo, el Dr. Jonathan Wright sostiene que una búsqueda exhaustiva en los textos médicos no puede corroborar esta afirmación. De hecho, él ha usado testosterona por vía oral en su práctica y ha confirmado la actividad mediante resultados clínicos y mediciones de laboratorio. Esta creencia infundada sobre la ineficacia de la testosterona tomada por vía oral ha extendido el uso de la metiltestosterona en este país.

Productos farmacéuticos populares, como Premarin® con metiltestosterona, se recetan con frecuencia para las mujeres menopáusicas. Es importante distinguir la diferencia: la testosterona se produce de manera natural en el cuerpo humano, mientras que la metiltestosterona no. La testosterona es fácil de controlar mediante la medición de sus niveles en la sangre, la saliva y la orina. Los suplementos de testosterona sólo producen efectos secundarios cuando se sobrepasan los niveles fisiológicos normales. Los efectos secundarios desaparecen cuando la dosis de reduce de manera adecuada.

La metiltestosterona es un análogo sintético. No es posible correlacionar los niveles en sangre con la actividad clínica porque no es un componente normal de la bioquímica del cuerpo humano. Al introducir una sustancia extraña que imita a la testosterona, no es de sorprender que se encuentre que ocurren más efectos secundarios o indeseables. Principalmente, la carga adicional para el hígado que trata de purificar el cuerpo de una sustancia extraña puede provocar daño hepático. También se puede comunicar cáncer de hígado como efecto secundario de la metiltestosterona.

En Testosterone, The Hormone of Desire, la Dra. Susan Rako afirma que es conveniente el uso de metiltestosterona para evitar la producción del estradiol a causa de la testosterona. La producción de estradiol a causa de la testosterona es un evento natural (ocurriría de cualquier manera a partir de la testosterona propia del paciente). En realidad, el índice de conversión no es mayor y ciertamente depende de la propia sabiduría de equilibrio del cuerpo. No existen estudios a largo plazo para comprobar que el uso de la metiltestosterona no produce problemas incluso con dosis bajas, como se usa en las mujeres menopáusicas. La elección entre testosterona natural o sintética es un tema importante para que las pacientes lo analicen con los médicos las atienden.

Suplementos de hormonas tiroideas

Las preparaciones naturales de hormonas tiroideas han estado disponibles desde 1891 y las hormonas tiroideas individuales T3 y T4 se han sintetizado desde la década de 1960. El Dr. Broda O. Barnes, un pionero en la investigación de la glándula tiroides, siempre ha propuesto el uso de preparaciones naturales con base en los hallazgos de sus muchos años de investigación sobre la eficacia de las hormonas tiroideas naturales y sintéticas. La mayor parte de las hormonas tiroideas se administran con receta y un médico debe controlarlas. Se ha demostrado que las preparaciones de T4, que es la hormona tiroidea más comúnmente usada, son una terapia de reemplazo muy deficiente de acuerdo con Barnes Foundation. Sus análisis han mostrado de manera sistemática que los pacientes que usan preparaciones de T4 tienen un nivel anormalmente alto de T4 y un nivel muy bajo de T3, lo que indica la incapacidad del cuerpo para convertir T4 a T3.

Suplementos de DHEA

Los partidarios de los suplementos de DHEA consideran que pueden tener consecuencias positivas en la diabetes (al estabilizar los niveles de azúcar en la sangre), el cáncer, la arteriopatía coronaria (aterosclerosis), la osteoporosis, el colesterol en la sangre, el envejecimiento y las enfermedades autoinmunitarias. También pueden reforzar el sistema inmunitario para que proteja contra las infecciones, ayudar a perder peso y convertir la grasa en masa muscular magra, controlar la enfermedad de Alzheimer, tratar la menopausia, la depresión, los problemas de memoria y el herpes. Las mujeres con niveles altos de DHEA presentan evidencia de un riesgo menor de tener cáncer de mama y un mejor funcionamiento del sistema inmunitario conforme envejecen.

La DHEA está disponible con receta cuando se prepara de manera personalizada y también está disponible sin receta (de venta libre).

Hormona del crecimiento humano

Los partidarios de los suplementos de hGH han encontrado que ofrece beneficios sorprendentes para la salud, lo que incluye mejoras en el nivel de energía y la sensación de bienestar, piel más joven y más gruesa, huesos más fuertes, aumento de la masa muscular, disminución de grasa corporal, sistema inmunitario más fuerte, cicatrización más rápida de heridas, mejor desempeño sexual y en el ejercicio, mejor gasto cardíaco, presión arterial más baja, niveles más bajos de colesterol, menos arrugas, visión más aguda, mejor estado de ánimo, mejor memoria retentiva, mejor función renal, nuevo crecimiento de los órganos (corazón, hígado, bazo, riñones) cuyo tamaño disminuye con la edad.

¿Cuáles son los posibles problemas de la hGH? Debido a que favorece el crecimiento del tejido conectivo, se ha comunicado que la hGH causa síndrome del túnel carpiano y artritis en algunas personas que la usan. También se tiene la hipótesis de que puede provocar que las células precancerosas se vuelvan células cancerosas. Conforme continúan los estudios, los investigadores también han expresado su temor de que la hormona pueda provocar edema, presión arterial 6 Impreso en papel reciclado. alta, agrandamiento irreversible del diámetro de las articulaciones, engrosamiento de las cuerdas vocales, osteoporosis, intolerancia al calor o impotencia. Sin embargo, las tendencias actuales en cuanto a la posología parecen ser dosis mucho menores que las recetadas originalmente por los médicos. Parece que hay menos efectos secundarios al usarla de manera más prudente.

Beneficios de un equilibrio hormonal adecuado

Se ha demostrado que el restablecimiento del equilibrio hormonal tiene un efecto benéfico en la calidad de vida. Se cree que las terapias de estrógeno y progesterona reducen el riesgo de enfermedad cardiovascular, protegen de manera importante contra ataques cardíacos y reducen la pérdida ósea relacionada con la osteoporosis. Se ha determinado que el tratamiento con progesterona bioidéntica y hormona tiroidea natural es eficaz en la prevención de abortos espontáneos, la desaparición de algunos casos de infertilidad y ha sido útil para tratar las dificultades durante la menstruación, los trastornos del estado de ánimo y el PMS. Conseguir un equilibrio hormonal adecuado puede ayudarle a evitar molestias menores en la salud, así como preocupaciones de salud importantes, durante todas las etapas de la vida.

Comentario del editor…

Nos complace entregarle esta edición de cortesía de Connections. Hemos tenido el privilegio de hacer llegar información actualizada y reciente a las mujeres y a sus proveedores de atención médica durante muchos años. Con suerte, nuestro boletín la ha ayudado a concientizarse y a ser una mejor consumidora de atención médica. Siga comunicándose con nosotros cuando tenga preguntas, preocupaciones y sugerencias sobre temas.

¡Nos encanta escuchar a nuestras lectoras!

Muchos consumidores de atención médica buscan la atención más eficaz que pueden encontrar para mantener su buena salud actual en los últimos años de su vida. El objetivo de esta edición de Connections es proporcionarle algo de información básica a fin de ayudarla a tomar decisiones sobre la terapia de reemplazo hormonal (hormone replacement therapy, HTR) y algunas de las nuevas terapias hormonales en el mercado y la manera en que benefician a su salud en general conforme avanza en años. Esperamos que esta información la ayude a que los primeros años de la menopausia y la posmenopausia los pase con un mayor control de su cuerpo y de sus emociones que nunca antes en la vida.

Aunque la interrupción de la producción de hormonas es gradual, los efectos de ello en el cuerpo nos son evidentes. Nos volvemos temerosas cuando empezamos a vernos y a sentirnos diferentes. Al regular el equilibrio hormonal en el cuerpo, se puede mantener y mejorar la buena salud y la apariencia radiante conforme entramos en el período menopáusico de la vida.

La terapia de reemplazo hormonal comenzó usando estrógenos conjugados solos y luego evolucionó y se incluyeron las progestinas. Hoy en día también incluye estrógenos bioidénticos, progesterona bioidéntica, testosterona y terapias para la tiroides. Algunas personas también buscan terapias con DHEA y la hormona del crecimiento humano. Cada una de estas hormonas ofrece beneficios médicos diferentes y se sabe que algunas implican riesgos para la salud y efectos secundarios. Si la información de este artículo le ha despertado interés, le sugerimos que vaya a la librería local o que investigue un poco en internet para informarse sobre estos temas y luego analícelos con su proveedor de atención médica a fin de determinar si son una opción viable para usted. Recuerde que usted es la responsable de emprender el primer paso para lograr una salud óptima para usted misma.

  • PMS—Solving The Puzzle de Linaya Hahn. n Hormonal Health del Dr. Michael Colgan. n Natural Hormone Health de Arabella Melville.
  • What Your Doctor May Not Tell You About Menopause: The Breakthrough Book on Natural Progesterone de John R. Lee, MD.
  • Natural Progesterone: The Multiple Roles of a Remarkable Hormone de John R. Lee, MD.
  • Estrogen: The Facts Can Change Your Life! de Lila E. Nachtigall, MD.
  • Testosterone, The Hormone of Desire de Susan Rako, MD..

Connections es una publicación de Women’s International Pharmacy, que se dedica a la educación y al control del PMS, la menopausia, la infertilidad, la depresión posparto y otras afecciones y terapias relacionadas con las hormonas.

Esta publicación se distribuye en el entendido de que no constituye una opinión médica para problemas individuales. Aunque el material pretende ser preciso, busque la opinión médica adecuada de un profesional de atención médica competente.

Editora: Constance Kindschi Hegerfeld, Executive VP, Women’s International Pharmacy
Editoras auxiliares: Julie Johnson and Carol Petersen, RPh, CNP; Women’s International Pharmacy
Redactoras: Kathleen McCormick, McCormick Communications
Illustrator: Amelia Janes, Midwest Educational Graphics

Copyright © Women’s International Pharmacy. Este boletín no se puede reproducir ni distribuir sin el permiso de Women’s International Pharmacy.

Para obtener más información visite womensinternational.com o llame al 800.279.5708.

Women’s International Pharmacy | Madison, WI 53718 | Youngtown, AZ 85363